Arthur Rackham

Arthur Rackham

viernes, 11 de agosto de 2017

Un divague



Uno de mis divagues:

Dios pisó la Tierra
y se quitó la vida,
Kurt Cobain.

Dios pisó la Tierra
y lo asesinaron,
John Lennon.

Dios pisó la Tierra
y fue traicionado,
Julio César.

Dios pisó la Tierra
y quedó ciego,
Borges.

Dios pisó la Tierra
y pereció enfermo,
Cortázar.

Dios pisó la Tierra
y fue envenenado,
Sócrates.

Dios pisó la Tierra
y vagó en la pobreza,
Van Gogh.

Un dios no pisó la Tierra
e igual es venerado,
lo llaman "Dios".

¿Por qué se van los verdaderos, por qué nos han abandonado?

Kenningars - Metáforas vikingas en el siglo XXI



 Los kenningars eran un tipo de figura retórica que los poetas nórdicos utilizaban. Su composición es parecida a la metáfora, pero utiliza dos nombres / sustantivos unidos por el genitivo -en español sería "de"-. Mediante este uso del lenguaje poético, los poetas asociaban elementos diversos, aludiendo a lo que querían nombrar pero sin nombrarlo, creando una forma de expresión realmente auténtica, muy hermosa para componer imágenes y expresar matices nuevos sobre lo conocido. Aquí, mi apropiación de la técnica del kenningar -si puede llamarse una "técnica"-, con cierta vulgaridad y menos belleza que la que tenían los escaldos.

Risco de la muerte (el abismo)
Canción de cuna (el alcohol)
Canción del wake-up (el café)
Reino de papel (el libro)
Lluvia de sangre (las balas)
Danza de agujas (el reloj)
Danza de divagues (el amor)
Luces en sombras (las estrellas)    
Senda del hombre (la calle)
Serpiente con veneno (la lengua)
Polvo de diamantes (la droga)
Vidente sin vida (Melissa)
Llanto sin alegría (la tristeza)
Llanto sin tristeza (la alegría)
Túnel de madera (el bajo)
Espina de humo (el cigarrillo)
Ser sin nada (un vagabundo)
Ser de luz (un hippie)
Nada con nombre (un dios)
Juego de niños (la guerra)
Juego de niños (el amor)
Velo de noche (el sueño) 
Fantasmas de noche (las pesadillas)
Final de todo (la muerte)
Labios de papel (un poema)

Unos Haikus - 2016-2017




1- Rostros y rostros,
motas de polvo
en una ciudad gris.

2- Ventana y calles,
ciudades y mundo,
umbrales eternos.

3-Lluvia del cielo,
ojos y lágrimas
aplastándonos.

4-Voces en el aire,
Moscas zumbando,
Locura.

5-Poema de color
Blanco y gris:
Ying sin Yang.

6- Tráfico, bostezo,
Café, zapatos,
Rutina.

miércoles, 17 de mayo de 2017

Sobre literatura, narrativa y videojuegos

Ya está publicado mi nuevo artículo en la revista Walskium! A leer y compartir:


http://www.walskium.es/magazine/arte/los-nuevos-modos-de-narrar-vida-o-muerte-de-la-ficcion/

 

"Muchos nos encontramos envueltos en constantes incertidumbres existenciales. La que hoy me atañe y me revuelve la cabeza es, quizás, una nimiedad, pero creo que igualmente válida, sobre todo en este siglo en donde reina la tecnología, la cultura visual y el ordenador: me desvela la duda de no saber qué me gusta más, si la literatura o los videojuegos. Por supuesto, tengo mis propias respuestas, y es que ninguna opción supera a la otra porque ambas me generan experiencias similares y, a la vez, diferentes. Entonces llego a la conclusión de que mis tormentos no pasan por ese lado sino por el de las críticas: se suele tener a la literatura en un estrado, se la considera como de alta cultura, arte que condensa moral, enseñanzas para la vida, sabiduría y filosofía; y se suele menospreciar a otras artes mal llamadas menores, no tan recientes como generalmente se cree: me refiero a los cómics, las novelas gráficas y los videojuegos. Al fin y al cabo, ¿realmente la literatura sigue ocupando el mismo lugar que antes o… merece ocuparlo?"

miércoles, 22 de marzo de 2017

J.T. Leroy y los engaños de un escritor: mi nueva publicación en Walskium

Ya está publicado mi nuevo  artículo de arte y literatura en la revista Walskium!!! Sobre el engaño de J.T. Leroy y las máscaras de un escritor.

La historia detrás de J.T. Leroy puede considerarse única. Un engaño global en el que cayó todo el starsystem de la industria del entretenimiento cautivado por el morbo y el victimismo. ¿Estafa u obra maestra?
 A leer  y compartir!
http://www.walskium.es/magazine/arte/j-t-leroy-el-arte-de-enganarlos-a-todos/

jueves, 16 de febrero de 2017

El arte de estar locos : publicando en la revista Walskium

Acabo de publicar un artículo en la revista Walskium:  "El arte de estar locos"
Muchas gracias colegas!!   

Todo parece estar dicho, todo parece estar creado; mundo monótono, aburrido, que nos toca vivir como si fuera nuevo. No creamos nada, no sabemos nada. Pero, en medio de todo este gris, surgieron –y por suerte siguen surgiendo- personas que imaginan y expresan sus inquietudes con pura grandeza. Y no es que tengan poderes sobrehumanos, tampoco nos engañan las categorías del artista como un genio creador y hombre excepcional que se eleva sobre el resto. Nada de eso.

 A leer y compartir :D

http://www.walskium.es/magazine/musica/el-arte-de-estar-locos/

jueves, 14 de julio de 2016

Microrrelato: "Un instante"


         

 Microrrelato:  "Un instante"

           "5am y no puedo dormir, escucho clock-clocks al lado de mi cama. Me doy vuelta, abro los ojos resecos y legañosos, no veo nada. 5am y despierta, escucho toc-tocs en la puerta, es mi gato mojado por la lluvia de la noche que viene a despertarme y ¡pobre! no sabe que desde que me acosté no pude pegar un ojo. Algo me está trastornando desde ayer, desde que abrí la heladera para comer un pedazo de carne o un pedazo de pan, o una lata de tomate, algo para llenar el vacío de mi estómago que hacía cruj-crujs y no me dejaba escribir tranquila, algo para llenar el vacío mental y matar el aburrimiento, excusas para no escribir y decir “hoy no tengo inspiración”. La heladera estaba vacía como yo, ahí dentro sólo había viento y frío y me lo contagió a mí, yo no volví a ser la misma y cuando me quise acostar para olvidarme del hambre y la sed y las ganas de escribir descubrí que mis pies se salían de la sábana pero no me importó, ya me había acomodado y envuelto en tres o cuatro frazadas sofocando el fuego frío que (f)rostizaba mi cuerpo desde que abrí la heladera y la encontré vacía, ya lo dije. 5am, todavía 5am, acá, en este instante que freno, tomo y exploro, amasándolo como cuando uno come chicle y comienza a estirarlo desde una puntita hacia fuera, volviéndolo apenas un hilo rosa con mucha saliva y frágil, muy frágil como  el tiempo o una copa de cristal o un hilo de Aracne. 5am, el tiempo se congela como yo cuando abrí la heladera y estaba vacía, mientras mi cabeza y estas líneas siguen fluyendo mental o “literaturamente”. Mis dientes deletrean cada palabra, escupen, vomitan, arrojan chorros y chorros de maldiciones y estupideces al pobre gato ahí parado que poco entiende mi enojo y mis ganas de no levantarme, miro al verdadero reloj, los rayos de sol en la ventana, y sé que son más de las 5am; deben ser las 10am y yo ya perdí toda la mañana, el desayuno, el agua caliente, el subte, el examen, el almuerzo en la facultad, el subte de vuelta, la vuelta. El gato se ríe, puto que sos y no me avisaste, si sabías que el reloj tenía que sonar a las ¡5am! Sonó, sí, pero estaba atrasado como yo, que siempre olvido la hora por el frío y el hambre y los desvaríos mentales que surgen mientras me despierto, ¡yo! que siempre olvido todo por esta vida tan “nihil” o “beat”. Puta, perdí tiempo, oro, dinero, materia, cuentas, comida, y mi promedio por un 1, o un 0 si me consideran ausente. Salí gato, no quiero saber más nada, salí y dejame dormir.”